Actua Innovació continúa impulsando iniciativas de colaboración con entidades de referencia en ética para el desarrollo en Andorra de proyectos relacionados con la inteligencia artificial. Una de las iniciativas que ya se ha concretado es la guía “Pensar la inteligencia artificial responsable: una guía de deliberación. Se trata de un documento que pretende ayudar a determinar cuáles son los debates éticos actuales que se presentan dentro de los sistemas de inteligencia artificial y facilitar el conocimiento de los términos relacionados. Esta guía debe servir para comprender los diferentes paradigmas éticos y sus implicaciones.

En este sentido, el director de Actua Innovació, Marc Pons, ha explicado que “los algoritmos, los datos y, últimamente, la inteligencia artificial nos acompañan en nuestro día a día y nos aportan una mezcla de capacidades que avanzan a una velocidad vertiginosa, con promesas de un futuro mejor y con las preocupaciones que suscitan en aspectos tan comprometidos como la privacidad, la seguridad o la ética con que han sido diseñadas”. Pons ha remarcado que “para nosotros es clave participar de forma segura y garantizando la privacidad en la definición de estos aspectos tan importantes de las tecnologías que determinarán los desarrollos presentes y futuros”.

Paralelamente, la guía quiere ser una inspiración para abrir debates participativos con el conjunto de entidades del país y de la ciudadanía para abordar estas cuestiones. La guía es fruto de un trabajo conjunto con la Comisión Nacional de Andorra para la Unesco, la Comisión Canadiense para la Unesco, el Gobierno del Quebec y la Universidad de Montreal.

Un tratamiento ético de los datos

Más allá de esta guía, Actua Innovació tiene la voluntad firme de trabajar en pro de garantizar un tratamiento ético de los datos y un uso también ético de los sistemas tecnológicos emergentes, complementando los esfuerzos que se están haciendo por parte del Gobierno en el marco de la transformación digital del país. En esta línea, colabora activamente con el IRCAI (International Research Center for AI) de la Unesco, el CAHAI (Comité Ad-Hoc en Inteligencia Artificial) del Consejo de Europa y con otras entidades relacionadas con la ética para posicionar Andorra como un entorno donde se tienen en cuenta principios éticos a la hora de desarrollar y utilizar la inteligencia artificial.